Contactános: +52(81)8218-5190  -   info@vivevertical.com  

Guía para arrendadores

Rentar una propiedad es una excelente opción cuando lo que se pretende es tener una inversión inmobiliaria generando atractivos rendimientos.

Sugerimos tomar en cuenta los siguientes puntos importantes que facilitarán este proceso:

 Terminología: Lo más básico es saber que el arrendador es la persona que es propietaria de la propiedad y el arrendatario es la persona que hará uso de la propiedad.

 Encuentra al inquilino adecuado: Existen diversos perfiles de arrendatarios. Algunos, como los ejecutivos, buscan contratos cortos de seis meses o a veces menos. Suelen requerir departamentos o casas pequeñas por ser una opción económica y práctica. Y por lo general necesitan que se encuentre amueblado e incluso hasta completamente equipado.

También hemos atendido clientes que necesitan contratos de larga estancia, de un año o más. Suelen ser profesionistas y familias jóvenes con una vida más estable pero aun queriendo la flexibilidad de vivir en un hogar rentado.

• Precio: La renta se establece por lo general entre el 6% y el 8% del valor de la propiedad en base anual, pero puede variar según la zona, las cualidades del desarrollo, número de recamaras, amenidades y si se ofrece o no amueblado. Para estimar el precio de la renta de tu inmueble lo ideal es comunicarse con nosotros para asesorarte con mayor detalle.

• Documentación: Por parte del propietario es importante tener a la mano una copia de las escrituras, identificaciones y último pago de predial. Por parte del inquilino comprobantes de ingreso, estados de cuenta bancarios para constatar solvencia económica, identificaciones y referencias personales además de la misma información por parte de su aval.

• Mantenimiento: Para que su inmueble sea una opción atractiva entre la oferta disponible en el mercado, asegúrate de que se encuentre en buen estado, limpiarlo cuando un contrato termine y reparar lo que sea necesario para volver a rentarlo impecable, además de mantenerlo limpio durante el proceso de promoción. Hasta los detalles más pequeños pueden hacer una gran diferencia para el cliente interesado.

• Equipamiento y mobiliario: A la gente le atraen propiedades que se encuentren equipadas, así se facilita el proceso de mudanza. Por lo general, el equipamiento básico incluye minisplits, lavadora, secadora, refrigerador, estufa, microondas e incluso persianas.

También se pude considerar ofrecerlo amueblado, éstas son de las opciones preferidas por algunos clientes. Sin embargo, hay inquilinos que cuentan ya con su propio mobiliario. Por lo que sería necesario sacar los muebles para almacenarlos en alguna bodega o de plano dejar pasar la oportunidad y esperar al siguiente prospecto interesado.

La forma para ofrecerlo dependerá de tus posibilidades. En general, un departamento amueblado y equipado puede cotizarse un poco más alto, pero también requerirá mayor atención en el mantenimiento de todos los artículos.  Vale la pena mencionar que se debe mantener un balance, pues equiparlo de más en ocasiones puede ser contraproducente para clientes que cuentan con sus propias pertenencias.

• Contrato: Es indispensable firmar un acuerdo formal entre tú y el inquilino, iniciando así una relación sana. Este documento debe contener todos los compromisos y obligaciones para cada parte, los puntos más destacables en el contrato son los siguientes:

Contrato_copy.jpg

  • Lugar y fecha de la firma del contrato.
  • Datos personales del arrendador, arrendatario y aval.
  • Descripción y ubicación del inmueble, estableciendo que el uso que se le dará es habitacional.
  • Duración del contrato fijando fecha de inicio y de vencimiento.
  • Montos, fechas y formas de pago de la renta.
  • Detallar el estado en el que se entrega la propiedad incluyendo, anexo al contrato, un inventario de preferencia con registro fotográfico.
  • Definir quién se responsabiliza de gastos como reparaciones, servicios de agua, electricidad, gas, etc.
  • Causas de terminación del contrato incluyendo claramente las sanciones por incumplimiento de cualquiera de las cláusulas acordadas.

Se recomienda firmar el contrato de arrendamiento ante un notario para usarlo como medio de prueba en un juicio en caso que sea necesario. También verificar la veracidad de la información del arrendatario y el aval. Y comprobar su solvencia económica.

 Comisión de renta: Si la operación se realizó con el apoyo de un asesor inmobiliario habrá que tener presente el pago de la comisión pactada, el cual se realiza a la firma del contrato y equivale a un mes de renta por cada año de renta estipulado en el contrato de arrendamiento.

Es indispensable darse el tiempo de conocer bien el proceso de arrendamiento así como también a su futuro inquilino, ya que están a punto de comenzar una relación y lo ideal es empezar con el pie derecho. No te veas en la obligación de aceptar al primer cliente, aprende a rechazar propuestas que no te sean convenientes. Ten paciencia y acércate con nosotros, los especialistas en el tema. Sabemos lo importante que es tu patrimonio para ti, por eso estamos para ayudarte optimizando el proceso de arrendamiento de tu inmueble

Para una asesoría más detallada, nuestros asesores están felices de atenderte.

Puedes llamarnos al teléfono +52(81)8218-5190
También puedes escribirnos a info@vivevertical.com dejándonos tu duda o mencionando en qué te podemos ayudar. Te responderemos con todo gusto a la brevedad.